• Noticias cortas

    domingo, 13 de abril de 2014

    Carnaval de Oruro se improvisa cada año con obras pequeñas

    Instituciones exigen cambios trascendentales para evitar accidentes durante la entrada de conjuntos folklóricos del 2015.

    El Carnaval de Oruro se improvisa cada año con obras pequeñas y se recauda apenas un millón de bolivianos con la venta de metros lineales y una Asociación de Conjuntos del Folklore, “que parece un equipo de pequeños dictadores que se sienten dueños de la devoción a la Virgen del Socavón”.


    Las críticas fueron emitidas por Rolando Zamorano, integrante de los Tobas Zona Sud, durante el seminario organizado por el Consejo Departamental de Culturas, que reclama la vigencia de la Ley 2996, de 24 de febrero de 2005, para participar en la organización del Carnaval de Oruro.

    “La Asociación de Conjuntos del Folklore está manejada por pequeños dictadores, que se inmiscuyen en los conjuntos, disponen quién tiene que ser dirigente y, si no les hacen caso, efectúan la intervención de cada conjunto, para someterlos”, afirmó Zamorano.

    El Consejo Departamental de Culturas reapareció bajo la presidencia de Ricardo Rocha Guzmán, durante un seminario que permitió analizar el Carnaval de Oruro, sus fortalezas, oportunidades, debilidades y las amenazas, donde se incorporó la Universidad Técnica de Oruro y otras instituciones.

    Según las declaraciones de Zamorano, “es inadmisible que de los 48 presidentes de los conjuntos folklóricos, 38 se conviertan en dirigentes de la Asociación, dejando a 10 al margen de la toma de decisiones, pero se han convertido en dictadores, disponiendo sanciones contra quienes no son del grupo, no hay democracia interna, no se puede debatir ni analizar y menos oponerse”.

    Asimismo, se dio a conocer que Zamorano era presidente del Consejo Departamental de Culturas, durante la gestión 2010, con las facultades dispuestas por la Ley 2996, para organizar el Carnaval de Oruro, pero el presidente de la Asociación de Conjuntos del Folklore, Jacinto Quispaya, desconoció a esa institución.

    Dijo que con la resolución 100/2010, emitida por el Ministerio de Culturas, se quiso aplicar un reglamento para mejorar el Carnaval de Oruro, pero la Asociación nunca quiso cumplir, porque se atribuye como única disposición válida la Ley 602 que otorga facultades para organizar el Carnaval a la Asociación de Conjuntos del Folklore y a la Alcaldía Municipal.

    El docente de la Universidad Técnica de Oruro, Juan Choque Tito, dijo que el carnaval “se sigue improvisando, no responde a una planificación y por eso ocurrió el accidente del 1 de marzo de 2014; no ha mejorado el tráfico vehicular en las calles, no hubo vías disponibles para casos de contingencia”.

    Dijo que el carnaval de Oruro es un proceso cultural que debe ser preparado durante todo un año y no solamente faltando dos o tres semanas; se debe definir una ruta oficial, donde se pueda hacer inversión que permita garantizar la seguridad de los danzarines y los espectadores, con buenos servicios.

    Los taxistas –explicó-, tampoco están preparados para atender a los turistas y no conocen los lugares turísticos, no hablan varios idiomas, o por lo menos inglés, como ocurre en otras partes del mundo.

    “El Carnaval de Oruro del 2015 debe empezar a ser planificado y no improvisar a último momento”, dijo, para que “no solamente los mochileros vengan a ver el Carnaval, sino delegaciones de turistas que quieren ver un espectáculo maravilloso, de devoción a la Virgen del Socavón, con buenos servicios de hotelería, comercio, artesanal y otros”.

    El Diario

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos