• Noticias cortas

    domingo, 28 de julio de 2013

    Zapateos bolivianos en Europa - Las Eurobellas

    Las redes sociales se han convertido en sistemas alternativos para la difusión de manifestaciones de culturas populares. Así lo demuestra el uso que hacen de youtube y facebook los grupos de cumbia boliviana. Cientos de videos de huayños electrónicos están disponibles en las redes generando saludos y diversas formas de interacción entre quienes los consumen y disfrutan. La globalización cultural y las TIC facilitan la producción y consumo de música desdibujando las fronteras de países y continentes.

    Zapateos bolivianos en Europa


    Las cholitas zapateadoras se han convertido en la principal innovación de este gigante espacio de producción de cultura popular que acompaña las fiestas. Su éxito depende de las presentaciones en vivo y también del uso de las redes de internet. Es el espacio más importante de producción de arte y cultura del país. Su audaz expansión ha llegado hasta Europa. Las Eurobellas y el grupo Montana producen zapateos en Madrid para migrantes bolivianos en España y el mundo conectado a la red. También existen las Eurolindas.

    El arte siempre fue y es el medio por excelencia para representar las preocupaciones de los humanos sobre problemas reales o imaginarios de la vida cotidiana. La canción “Volveré” de las Eurobellas  expresa las preocupaciones de una comunidad que se ha visto obligada a romper lazos familiares y comunitarios para mejorar sus condiciones de vida en el contexto económico adverso de las décadas pasadas. Todos tienen derecho a soñar en un futuro mejor.

    El video muestra a las cholitas zapateadoras y el grupo musical en escenarios públicos conocidos de Madrid. La Plaza España y diversos monumentos sirven de fondo para la representación de la identidad boliviana que rescata ritmos antiguos como el huayño y los moderniza con instrumentos electrónicos de última generación. Se presentan situaciones de viaje y despedida en Barajas en las que las polleras y trenzas son cambiadas por pantalones y cabellos sueltos en tomas intercaladas. Son señales de reconstrucción de identidad en función de los espacios que se desea ocupar. Eso fue entendido como alienación en el pasado.

    La letra expresa sentimientos de añoranza por la tierra y la familia dejada atrás.

    “Extraño mi familia
    Lejos estoy.
    Me dan ganas de llorar cuando me acuerdo”.
    La canción refuerza la unión de familia como uno de los valores sociales más fuertes de la cultura latinoamericana y el firme deseo del
    retorno a un tiempo y espacio de origen.
    “Volveré…
    Con mis hijos, con mi familia, tantos recuerdos.”
    La fe católica marca una fuerte señal de identidad que trasciende la vivencia dificultosa del presente en tierras ajenas y la añoranza de la
    reintegración social en territorio boliviano.
    “…a diosito le pido que guíe mi camino.
    Regresaré a mi tierra, con mi familia,
    con mi gente,
    tantos recuerdos.
    Extraño mi familia
    Un día volveré mi querida Bolivia”.

    Son preocupaciones personales y grupales que los artistas son capaces de captar de su contexto y expresarlas en manifestaciones que combinan poesía cantada y música bailable en poderosas celebraciones de identidad en movimiento.

    En Bolivia se llora y se baila al mismo tiempo. Es una característica fundamental del imaginario popular recreado especialmente en la música que anima las fiestas. Las formas de interacción se despojan de los controles civilizados de la sociedad y permiten que las emociones florezcan estéticamente promoviendo intensidad en la comunicación.

    La música y el baile ayudan a las personas a conocer gente y fortalecer la comunidad. El uso de redes sociales sirve para reforzar la expansión de manifestaciones complejas que tienen un lado artístico y otro socio-económico.

    La preocupación en estas manifestaciones tiene un sentido político por la forma de exponer una situación producida por la crítica realidad social. También económica porque muestra sentimientos de lamento cuyo origen es el desempleo que genera migración.

    Además por la posibilidad de hacer arte en un mercado que exige creatividad estética y mercantil. La dimensión política siempre está presente explícita o implícitamente en toda obra con intencionalidad estética. El arte puede convivir perfectamente con el mercado y las TIC sin afectar la maravillosa capacidad humana de expresar esas “preocupaciones” reales o imaginarias que dinamizan la construcción de identidades. Pero además puede hacerlo al margen de los circuitos oficiales de cultura en los que la música chicha no es considerada arte y menos cultura.

    La globalización y las TIC están permitiendo la reconfiguración de los circuitos de producción y circulación artística. Ofrecen más y mejores condiciones que el Estado para que estas expresiones continúen permitiendo la libre celebración de identidades en creativa expansión.

    estemarcegua.blogspot.com

    “La música y el baile ayudan a las personas a conocer gente y fortalecer la comunidad. El uso de redes sociales sirve para reforzar la expansión de manifestaciones complejas que tienen un lado artístico y otro socio-económico.”

    Video El Grupo Las Eurobellas y el Grupo Montana - Volveré


    Los Tiempos

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos