• Noticias cortas

    martes, 15 de enero de 2013

    Carnaval genera fuentes laborales y dinamiza la economía cruceña

    Carnaval no sólo es esperado por los comparseros, que ven en esta festividad un momento para olvidarse de la rutina y el estrés, sino también por aquellas personas dedicadas a la confección de casacas y batas con diseños alusivos a la fecha, que incrementan su número de empleados para cumplir con la alta demanda de pedidos.

    Comparsas en el carnaval cruceño


    “Por estos dos meses se procede a contratar gente nueva porque por las fechas carnavaleras comenzamos a tener distintos pedidos tanto de la ciudad como de las distintas provincias de Santa Cruz. Durante todo el año trabajamos con 7 operarios entre serigrafistas y confeccionistas, pero en enero y la primera semana de febrero, meses donde más llegan los pedidos de los comparseros, contratamos entre 6 y 10 nuevos trabajadores temporales”, indicó, Juan Carlos Espínola, gerente de confecciones Valeria.

    Explicó que a diferencia de otras empresas de confección, ellos prefieren pagar un sueldo fijo a los nuevos trabajadores durante estos dos meses.

    “Con los nuevos trabajadores temporales, nosotros realizamos contratos que estipulan que los salarios serán fijos y estos rondan entre 3.000 bolivianos a los serigrafistas y 1.500 a 1.800 a los operarios en confección”, comentó Espínola.

    Entre tanto Julieta Ramos, propietaria de creaciones Yuli, manifestó que estas fiestas generan nuevas fuentes laborales, puesto que durante todo el año su microempresa de confecciones trabaja con 4 operarios y que desde enero contrato a 26 nuevos trabajadores temporales.

    “En estos momentos tenemos como 50 pedidos de casacas y batas realizadas por comparsas de las provincias de Yapacani, Warnes, Montero, Saavedra e Ichilo, además de las comparsas de la urbe. Es por esta situación por la que contamos actualmente con 30 trabajadores entre serigrafistas, confeccionistas, cortadores de moldes y otros, que son contratados temporalmente por estas fiesta carnavalera”, manifestó Ramos.

    También indicó que la remuneración de estos nuevos trabajadores es por porcentaje de prenda entregada, tanto para los serigrafistas como para los que confeccionan las prendas. Asimismo, agregó que los porcentajes por prenda entregada durante el día laboral rondan entre 6 y 7 bolivianos.
    Situación similar ocurre en confecciones Pis Sport, que no sólo fabrica las prendas, sino que también presta los servicios de serigrafía y bordado, comentó que ya cerró trato con ocho comparsas para confeccionar casacas y batas. Además, que procedió a contratar a 15 trabajadores para entregar los pedidos y cumplir con los requerimientos de su clientela.

    El Diario

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos