• Noticias cortas

    sábado, 14 de febrero de 2015

    Viviendo el carnaval de Uyuni: la fiesta mayor del sur boliviano

    Ante la llegada de las fiestas de Carnaval, se observan grandes festejos en todo el país, pero los uyunenses que leen y observan todo ese despliegue, simplemente sonríen, porque, para ellos, el mejor carnaval del país es el de Uyuni.
    No importa dónde se encuentre, en el interior o exterior del país, siempre que existan las posibilidades, todo uyunense bien nacido, decide volver a su terruño para festejar esta gran fiesta.
    Es cierto que en el país existe una diversidad de formas de celebrar el carnaval, el folklórico de Oruro, la grandiosidad del de Santa Cruz, la alegría del tarijeño. Pero el de Uyuni es otro, es propio. En este carnaval se participa y se baila con la pareja, no en grupo de sólo varones o sólo damas como en otros lares.
    Para quien ha tenido la fortuna de estar en la entrada de un sábado o domingo de carnaval, se le eriza hasta el último pelillo del cuerpo nada más escuchar la música propia de los carnavales o la música propia de su Comparsa o Fraternidad. Se agolpa en la memoria el pueblo, su pueblo, su grupo, los amigos, una pareja, el agua, los pichunchos, las serpentinas, las mixturas, el disfraz, etc.  
    En el nivel popular desde siempre ha corrido la historia de que, al inicio del carnaval, sube el diablo a la tierra, marchándose luego de tentaciones, satisfecho de su labor. Muchos escritores y artistas han pretendido describir este antruejo, pero el uyunense de corazón sabe que su carnaval es otro, es diferente, es suyo, es la fiesta mayor del sur boliviano.
    En la población se definen dos clases de grupos: las Comparsas y las Fraternidades. La diferencia proviene de antaño, donde las mujeres de pollera eran la base de las Comparsas; y las que se llamaban las damas decentes o de vestido, estaban en las Fraternidades. En el siglo pasado la diferencia era radical, sin embargo con el correr de los años se hizo más elástica, siendo frecuente que muchas damas sólo en carnavales se ponían pollera.
    El sábado de carnaval se registra la Entrada de fraternidades y comparsas, donde toda la población se congrega alrededor de la principal avenida de Uyuni, la avenida Potosí. Las alegres parejas ingresan bailando al ritmo de un huayño nacional, algunas mantienen una misma música, otras la renuevan anualmente.
    Las Fraternidades ingresan con un disfraz, que a diferencia de otras partes del país, no es folklórico. Es un atuendo que anualmente se renueva agregando vistosos elementos como carros alegóricos, carrozas, etc. Precisamente uno de los factores que hacen especial esta carnestolenda son la variedad de disfraces, con que cada año sorprenden las Fraternidades.
    Sin embargo, apenas hacen su ingreso a la principal avenida, se desata una catarata de agua sobre todos ellos. No es del todo mal venido este diluvio, ante el calor de la época y el esfuerzo de los participantes. Por supuesto los más afectados son los disfraces delicados y los maquillajes.
    Posteriormente ingresan las Comparsas, que son supergrupos con muchos más integrantes, donde las mujeres se uniforman con un mismo color de pollera, llevando una bolsa cruzada al pecho con las infaltables mixturas y serpentinas. En estas Comparsas las bandas son inmensas, agregándose otros elementos como banderas, grupos internos de disfrazados, etc. De acuerdo al día del carnaval suelen portar elementos como los verdes (ramas o tallos vegetales).
    Tras la entrada todas las Fraternidades y Comparsas retornan a sus locales, donde se inician las fiestas más alegres del año, las orquestas se esmeran, las mesas están bien puestas y cada año es mejor que el anterior, en una  plena competencia de quien la pasa mejor.
    El domingo de carnaval se reiterá la misma entrada, pero mostrando mayor orden y mayor número de participantes.
    El lunes y martes se prolongan las fiestas, en particular las visitas entre Fraternidades, donde cada recepción procura ser más rumbosa que la recibida. Miércoles y jueves las fiestas son en su mayoría nocturnas, en particular se registran las fiestas de disfraces y de gala. 
    El viernes es la fiesta común donde se elige a la Reina del carnaval. Las Fraternidades con sus respectivos disfraces, constituyen bullangueras barras. El sábado y domingo de tentación se cierra este largo carnaval, con fiestas dentro de cada local, siendo tradicionales las lecturas de los bandos bufos que rememoran todas las travesuras. El domingo, las comparsas hacen carpas en las afueras de la ciudad, haciendo luego su último ingreso.

    Cambio

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos