• Noticias cortas

    lunes, 11 de agosto de 2014

    Comenzó Urkupiña 2014 con deficiencias urbanas

    Comenzó la fiesta de Urkupiña 2014 en medio de grandes deficiencias urbanas e improvisaciones en su organización por parte de la Alcaldía de Quillacollo, que para esta gestión no arregló siquiera las baldosas de la Plaza Principal que se van cayendo a pedazos, ni repuso los basureros en la Plaza Bolívar.

    Muchas calles y avenidas del centro urbano de Quillacollo se encuentran en pésimas condiciones, a lo que se suma la dificultad de llegar a Quillacollo por los trabajos de construcción de la doble vía Quillacollo-Suticollo y las obras en la avenida Blanco Galindo que acentúan los embotellamientos y trancaderas, además de los accidentes de tránsito.
    Comenzó Urkupiña 2014 con deficiencias urbanas


    El programa oficial en devoción a la Virgen de Urkupiña, se inició el sábado pasado con la novena peregrinación de las advocaciones marianas donde participaron 32 imágenes religiosas nacionales e internacionales. De la misma no participaron las autoridades municipales, y mucho menos arreglaron el recorrido, generando protestas de los feligreses que tuvieron que sortear obstáculos para evitar desgracias. El alcalde Charles Becerra directamente apareció junto a su comitiva en el atrio del templo de San Ildefonso desde donde observó y aplaudió el ingreso de las advocaciones.

    Pese a todo, se impuso el fervor religioso de miles de fieles y peregrinos, quienes escucharon atentos la homilía de monseñor Luis Saez, quien instó a todos los católicos a dar la cara por Jesús sin sentir temor. "Tenemos un Estado laico que lo malinterpretan como un Estado laicista y lo desprecian, lo discriminan, pero nosotros tenemos una madre que nos une a todos los bolivianos", dijo.

    La romería de las advocaciones marianas fue organizada por el equipo sacerdotal de la Parroquia local y el Sindicato de los Trabajadores de la Prensa de Quillacollo.

    ENTRADA AUTÓCTONA
    La entrada autóctona fue otra de las actividades improvisadas donde muy poco tuvo que ver la Alcaldía de Quillacollo, porque su organización fue esfuerzo de un grupo de voluntarios civiles congregados en la Fundación Urkupiña de Antaño.
    De la nueva versión de la entrada con danzas vernaculares participaron alrededor de 30 grupos que llegaron a Quillacollo de comunidades, provincias y departamentos de Oruro, La Paz, Potosí, Tarija y otros. Los gastos de traslado de los participantes fueron pagados por la Dirección de Cultura y Turismo que para este concepto destinó 40 mil bolivianos, sin control de ninguna instancia de fiscalización.

    Desde las primeras horas de la mañana el tráfico en el centro urbano de Quillacollo fue interrumpido para dar paso a la Entrada Autóctona, lo que ocasionó un caos vehicular de alto riesgo. Por falta de control, la Plaza Bolívar se convirtió en un mercado que impidió el paso de los transeúntes, peregrinos y devotos que acudían al Santuario de Urkupiña.

    Las concejalas Carla Lorena Pinto y Mónica Alvis lamentaron que una fiesta tan grande como Urkupiña no reciba un tratamiento especial del alcalde Charles Becerra, quien desconoce el fenómeno multifacético de esta festividad que convoca a más de un millón y medio de personas entre el 14 y 16 de agosto.

    Con todo primó la gracia, el colorido y la música ancestral interpretada por los grupos autóctonos que volvieron a demostrar la diversidad de nuestras danzas y la riqueza cultural de la Bolivia profunda.

    Juan Espinoza, uno de los directivos de la Fundación Autóctona, sostuvo que esta nueva versión requirió de un gran esfuerzo por el escaso respaldo institucional, lo que debe obligar a cambios profundos para las próximas versiones.

    "Queremos destacar y felicitar a todos los grupos que llegaron desde lugares lejanos ya que con su devoción a la Virgen María de Urkupiña nos permiten recordar el pasado ancestral de esta fiesta, cuando los indios eran los principales protagonistas y los habitantes urbanos simples espectadores", dijo.

    El Tunari

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos