• Noticias cortas

    lunes, 16 de junio de 2014

    Con una lluvia de cerveza se celebró la Diana del Gran Poder

    Al menos seis fraternos de una morenada se encargaron de rociar botellas de cerveza sobre casi todos los danzarines, que esperaban en el puente Topáter para bajar bailando hacia el templo de Jesús de Gran Poder. Hoy se recoge a los pasantes 2015, el martes se cura la resaca y el miércoles se hace una parrillada.

    La Diana de Gran Poder se inició ayer a las  6:00 con una lluvia de cerveza. "Es para que nos vaya bien y que no haya desgracias”, dijeron los fraternos. En ese  momento  las bandas tocaron la tradicional diana y luego una melodía de morenada.
    Con una lluvia de cerveza se celebró la Diana del Gran Poder

    La mayoría de las fraternidades que participaron en esta entrada folklórica fueron morenadas, los demás optaron por no presentarse. "Hoy (ayer) es más de regocijo, de agradecimiento a los fraternos”, afirmó el vicepresidente de la morenada Rosas de Viacha, Jaime Velasco.

    La Diana de Gran Poder es una entrada folklórica que se realiza en la zona Eloy Salmón, los danzarines no llevan los disfraces del sábado, visten trajes, polleras y mantas nuevas diferentes a la preentrada y entrada.

    El punto de encuentro fue en el puente Topáter, los danzarines recorrieron la avenida Eduardo Abaroa de la zona Santa Rita para culminar en la calle Juan Granier, donde se halla el templo antiguo de Jesús de Gran Poder.

    Las calles y avenidas del recorrido -y aledañas a éstas- se convirtieron en bares, restaurantes y baños improvisados o al aire libre. Músicos, bailarines y asistentes comían, bebían   e iban al baño a centímetros de cada local.

    Los fraternos sostenían en mano una matraca y en la otra una lata de cerveza, muchos se tambaleaban y otros descoordinaban los pasos de sus coreografías. Aquellos danzantes que preferían sentarse un momento lo hacían para consumir al menos una caja de cerveza, que oscilaba entre los 125 y 150 bolivianos.

    Pese a que el piso estaba mojado y no había llovido, se instalaron graderías cerca del templo Jesús del Gran Poder  y su precio no superaba los 15 bolivianos, no hubo control municipal o policial para el armado de estas graderías. El sacerdote del templo optó por cerrar las puertas cuando pasaba una banda de música porque tenía que gritar para que los feligreses lo escuchasen.

    Al atardecer, los danzarines optaban  por dejar de bailar para consumir bebidas alcohólicas de pie, sentados y algunos preferían dormir sin soltar su lata de cerveza, a la que no perdían de vista como a sus objetos personales.

    Morenadas como Señorial Illimani, Plana Mayor, Señor de Mayo, Comercial Eloy Salmón, Vacunos, Rosas de Viacha y Verdaderos Intocables, entre otras fraternidades, coincidieron en su manera de culminar la fiesta de Gran Poder 2014. Hoy se hará el recojo respectivo de los prestes o recibientes 2015, la costumbre establece que se los recogen en sus domicilios con una banda musical para llegar al local, prenderles una escarapela tricolor, bailar la cueca y así empieza la recepción.

    Al día siguiente se asiste a la sede folklórica de cada fraternidad para curar el ch’aqui o resaca, finalmente el miércoles se ofrece una parrillada, en la que se empieza a hacer planes para Gran Poder 2015. La fiesta mayor de los Andes 2014 culmina entre martes y miércoles, para dar paso a la primera actividad de Gran Poder 2015, que es la procesión de  las fraternidades el sábado 21 de junio de 2014, antecedido por una homilía religiosa en el templo de Jesús de Gran Poder.

    Cervezas y  música

    Comida  El plato favorito de la gente fue fricasé de cerdo, que costaba desde 15 hasta 25 bolivianos el plato. Hubo sajta de pollo y thimpu. Según las comideras, no se vende pescado porque la gente ebria puede atragantarse.

    Bebida  Pese a que hubo whisky, incluso etiqueta azul, singani y ron para comprar, los asistentes prefirieron consumir cervezas, ya sea en latas o en botellas, pero cervezas...

    Baños  No hubo baños públicos, por lo que la gente optó por hacer sus necesidades en la calle o algún lugar semioculto, hay todavía pudor.

    Página Siete

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos