• Noticias cortas

    miércoles, 5 de marzo de 2014

    La ch'alla se arraiga en el cierre del Carnaval cruceño

    Con petardos, globos, serpentinas, mixtura, confites, flores, hojas de coca, frutas, bebidas, vino, cerveza, chicha y singani; así rindió ayer la gente tributo a la Madre Tierra (Pachamama) en el tradicional martes de ch’alla, donde los negocios, casas, vehículos y otros bienes fueron adornados en señal de agradecimiento y además para pedir prosperidad, salud y trabajo.


    Javier Aquino, un comerciante del mercado La Ramada, se encontraba ayer junto a su familia, quemando incienso para espantar los malos espíritus en su negocio y para pedir a la Madre Tierra que le vaya bien todo el año.  

    Bendiciones y buena suerte El alcohol y el vino, junto a la cerveza, fueron infaltables para echar en todos los rincones de la casa o el negocio. Nada quedó sin ser bendecido con el objetivo de atraer prosperidad.

    Los cohetes y fuegos artificiales adquieren una importancia en esta ocasión, ya que según la creencia, ahuyentan a los malos espíritus y convocan a los buenos, para que traigan bendiciones y buena suerte.
    Aunque es una tradición andina, los cruceños la van asimilando poco a poco. Antes de la tradicional ch'alla, las familias tienen por costumbre decorar la casa, el lugar de trabajo, equipos, maquinarias, herramientas y movilidades. Fue lo que se vio ayer en un recorrido por diversos barrios y mercados de la capital cruceña.

    Alegría y baile. La música fue el condimento ideal para fundir la alegría con el baile, acompañados de las bebidas espirituosas para mojar el cuerpo por dentro y abundante agua por fuera.

    En este ritual de fe a la Madre Tierra, los comerciantes piden generalmente bendiciones para que durante el año haya felicidad en el hogar, buena salud y bienestar para la familia, prosperidad en el trabajo.

    En la zona urbana.
    Este ritual, con el que se cierran los tres días de Carnaval, también se lo observó en la zona urbana de la capital cruceña, es decir en las calles Ballivián y Nuflo de Chávez, donde en medio de la mojazón y el jolgorio carnavalero, los comerciantes del lugar prepararon el incienso, mirra y bebidas alcohólicas para agradecer a la Pachamama. 

    Detalles

    Gran demanda de carne 

    Precios. Los comerciantes de los mercados de la ciudad aprovecharon la gran demanda de carne y chorizos para el tradicional churrasco de martes de ch‘alla y subieron sus precios. El kilo de carne de pollerita llegó hasta Bs 34. El precio normal es de Bs 28 y 30.

    Pelea. Algunos clientes pasaron incluso de los enfrentamientos verbales a las agresiones físicas.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos