• Noticias cortas

    viernes, 28 de marzo de 2014

    Imaginarios urbanos del Carnaval de Oruro en riesgo de desaparecer

    Los imaginarios urbanos del Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, como el rito a las wacas que se encuentran en la Plaza del Folklore o el Alba, están en riesgo de desaparecer o prácticamente este hecho ya ocurrió por una serie de hechos que ponen en peligro la preservación del Patrimonio orureño.
    Imaginarios urbanos del Carnaval de Oruro en riesgo de desaparecer

    Ese fue el análisis que hizo ayer uno de los miembros del Instituto de Conservación de Monumentos y Sitios (Icoms), Carlos Delgado, quien señaló con preocupación que existen varios factores que estos sitios ceremoniales y rituales están quedando en el olvido por falta de identificación y políticas de identificación al Patrimonio.

    Hasta hace algunos años, delegaciones de varios conjuntos folklóricos se reunían en la Plaza del Folklore, parte posterior del monumento al Minero.

    Allí existen unas rocas denominadas como "wacas" que son espacios rituales, donde los danzarines a nombre de sus conjuntos folklóricos colocaban mesas de ofrenda a la Pachamama para que bendiga y proteja su participación durante la entrada del Sábado de Peregrinación del Carnaval de Oruro, por ello, se dice que el Carnaval orureño es una simbiosis entre lo pagano y religioso. Sin embargo, con el paso de los años aquello prácticamente ha desaparecido, un hecho, por la reja que se colocó en torno al minero.

    Otro imaginario urbano con tendencia a desaparecer, por no decir que ya son dos años que no se realiza, es el Alba, que representa el saludo a la Estrella de la Mañana, conocida también como la Virgen del Socavón, con cuyos primeros rayos del sol, da su bendición.

    Para Delgado, la masificación de la entrada del Carnaval de Oruro, ha dejado en segundo plano las actividades rituales del propio Carnaval y no se toman acciones de las entidades que tienen que ver con el respaldo de los espacios urbanos y públicos, no tomaron en cuenta con la preservación de los mismos.

    "Se generan una serie de ordenanzas, restricciones, las cuales hacen que las personas que realizan las prácticas culturales del Carnaval, se encuentren con limitaciones, de pronto vayan generando ese olvido y esa dejadez con la consecuencia enorme de la pérdida de estos valores culturales", dijo.

    Sin embargo, manifestó que el Patrimonio Intangible va intrínsecamente relacionado con los espacios urbanos. No puede realizarse una práctica cultural del Patrimonio material, sin la ocupación de espacios históricos, porque esos espacios han servido para que el instrumento de la oralidad vaya transmitiéndose de generación en generación, para que pervivan las tradiciones, los ritos y las costumbres.

    "El Carnaval de Oruro ha sido declarado como obra excepcional, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, no por la entrada misma, sino por sus raíces, sus prácticas culturales que en un momento se demostró en un dossier de presentación a la Unesco. Nos alarma mucho cómo estos espacios, como las wacas, ya están quedando en el olvido", afirmó.

    Argumentó que para evitar esa situación, se deben generar una serie de acciones que permitan la recuperación, revitalización e incentivar a la recuperación de las prácticas culturales en estos sitios, con los actores que tienen que ver con el hecho cultural.

    EL ALBA

    Otro espacio que se perdió, dijo es la Plaza del Folklore, que durante los días de la entrada se convierte en un sitio pre devocional, antes de ingresar al Santuario a los pies de la Virgen del Socavón. Pero, en otro momento, es un espacio de recuperación de las actividades ancestrales, como el Alba, cuya característica es el saludo a la Estrella de la Mañana y el recibimiento de las bendiciones con los rayos del sol.

    Pero, en estos años ya no se realiza porque ha sido agredido por una serie de acciones mercantilistas, ligado a la venta de bebidas alcohólicas.

    "Pero, si generamos criterios de protección recuperaremos estos espacios que son parte de las tradiciones de Oruro. Lo mismo ocurre el lunes de Carnaval (Día del Diablo y del Moreno), el espacio se vio agredido por la invasión de venta de comida y cerveza. La plaza de los arcos, la devoción, el salir de la promesa y encontrar en los arcos las bendiciones y reciprocidad de la cultura, quedaron en segundo plano", aseguró. 

    La Patria

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos