• Noticias cortas

    viernes, 31 de enero de 2014

    Rencauzar el carnaval cruceño

    Como toda expresión cultural, el Carnaval es muy dinámico y en ciertas épocas, hay un estancamiento que requiere reajustes frente a la pasividad de sus actores. La esencia del Carnaval cruceño son las comparsas, pero escasean ante el desborde de numerosos grupos de danza folclórica (que ya tienen sus propias ‘precas’, reinas y corsos). Se bailan coreografías y canciones repetidas por décadas, habiendo nuevas producciones musicales. Asimismo, tiene que recuperarse los vestuarios cruceños y dejar las estilizaciones extremas, imitando a otros países.
    El corso merece una estética audiovisual en las transmisiones al vivo por TV, cuidando la realización, iluminación, los sets y dejando de lado la verborrea intrascendente de los conductores. Algunos canales deberían destinar espacios para difundir shows carnavaleros completos, no fragmentos de dos minutos.

    Cada año, el talento joven produce y conduce varios programas carnavaleros donde pesa más el entusiasmo que la calidad, prevalece la ley del menor esfuerzo sobre el buen tratamiento periodístico. Basta de concursos grotescos en los programas con la excusa de la alegría carnavalera. Que la reina del Carnaval y las de comparsas les den contenido a sus intervenciones en los medios y finalmente, que se controle la guerra de espumas y los baches que deslucen el corso infantil.

    Una autocrítica permitirá mejorar muchas de las manifestaciones de nuestro Carnaval, que es único en Bolivia

    Max Torres - Experto En Medios y Docente Universitario

    El Deber

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos