• Noticias cortas

    martes, 12 de febrero de 2013

    La ch'alla es una muestra de gratitud

    Hay detalles dentro del ritual como la hora, los adornos y los lugares, que son importantes.
    Hoy se celebra el martes de ch'alla, actividad central del Carnaval en el mundo andino. Es la oportunidad para dar gracias por los bienes recibidos, a una hora exacta, a la Pachamama y a los achachilas con comida, adornos y a una hora exacta.

    Cohetillos para ahuyentar la mala suerte, confites para endulzar la tierra y atraer lo bueno, además de coloridos adornos son los elementos con los que se rinde gratitud a las deidades andinas.

    La ch'alla es una muestra de gratitud

    Son seres, no sólo objetos. Fernando Huanacuni, antropólogo, experto en la significación de rituales andinos, explicó que la ch'alla “tiene su origen en la cosmovisión andina y es ésta en la que se concibe que todo vive y que todo es importante. Vive la montaña, vive el árbol, vive el río, vive la casa, incluso el lugar de trabajo y todo lo que nosotros observamos son seres y no son sólo objetos”.
    Asimismo, dijo que al estar rodeados por estos seres, en la ch'alla se materializa la acción de agradecimiento por lo que se tiene.

    Por ejemplo, antes de servirse un líquido, previamente las personas lo vierten a la madre tierra, a los achachilas, es decir a los ancestros que habitan en las cosas materiales y que durante cierto tiempo acompañan a la persona en el camino de la vida, dentro del hogar y el trabajo “compartiendo momentos importantes”.

    Las cuatro esquinas. De acuerdo con la tradición andina, un factor importante dentro de este ritual es el de ch'allar las cuatro esquinas de cada edificación, pues estos cuatro puntos que “representan las cuatro fuerzas que confluyen en la vida, en cualquier lugar, sea este el lugar de trabajo o la casa hay que ch’allar las cuatro esquinas”.

    Ésta es una forma de tener presente a los ancestros y a los achachilas y sellar el lugar habitado con su protección.

    El antropólogo explicó que otro punto importante dentro del ritual es la decoración de los ambientes en los que las personas se desenvuelven a diario. Es  por eso que antaño se adornaba estos ambientes de una manera más sencilla y tradicional con el uso básico de confites, cohetillos y serpentinas.

    Ahora el comercio ofrece muchas posibilidades para lograr una decoración para todo tipo de bolsillo. Por ello, se emplean, por ejemplo, las semillas de colores oro y plata.

    Huanacuni dice que a pesar de haberse implementado “flores, frutas, globos y banderines, el sentir del espíritu sigue siendo el mismo siempre, la gratitud”. Los adornos o t'ikas canalizan el agradecimiento a la Pachamama y “a través de los adornos se la reviste de colores para que ella se alegre también en estos días”.

    La comida para la pachamama. La wajt'a es una ofrenda que no puede faltar, según Huanacuni, porque es la comida para la Pachamama.

    La wajt'a o mesa está armada por plantas aromáticas, frutos, flores, pequeños panes dulces como también con lanas de colores y papeles color dorado y plateado “que representan la sangre del padre sol (quritapa) y la madre luna (qulqitapa)”.

    Finalmente, el antropólogo resaltó que esta tradición toma cada vez más fuerza.
    4 elementos para la ch'alla son importantes: la hora, el concepto, la comida y los ornamentos.
    “Se acostumbra ch’allar a las 12 del mediodía porque se encuentran la mañana y la tarde, dos fuerzas muy importantes. Uno es el despertar y otro es el recogimiento”.

    Fernando Huanacuni / Antropólogo

    La nomenclatura andina

    CH'ALLA

    Acto de retribución y agradecimiento a los achachilas, a la Pachamama y objetos que rodean.

    KUNCURMAMANTATA

    En aymara significa “la casa vive”, pues todos los objetos que nos rodean son seres con existencia propia.

    T'IKA

    Adorno que se utiliza para decorar los diferentes ambientes el martes de ch'alla.

    QURITAPA

    Palabra en aymara que significa sangre del padre sol y es representada por el color dorado.

    QULQITAPA

    Palabra en aymara que significa sangre de la madre luna y es representada por el color plateado.

    La Prensa


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos