• Noticias cortas

    domingo, 30 de diciembre de 2012

    Bolivia está lista para recibir el Año Nuevo con diferentes ritualidades para la ocasión

    Este momento para muchos es la oportunidad de ser mejores no sólo con nosotros y nuestras familias, sino para toda la humanidad, es el contrato que hacemos para aprender a amar a nuestros semejantes, ser solidarios y vivir plenamente.

    Los bolivianos preparan muy entusiasmados las diferentes costumbres y rituales para recibir el año 2013. Algunos departamentos del país se caracterizan por una práctica distinta y única para despedir el año viejo y recibir el año venidero.
    En Bolivia, al igual que en muchas partes del mundo, el primer día de enero se celebra el inicio de un Nuevo Año.

    Festejo de Año Nuevo en Bolivia


     Por lo general, el plato que se sirven los bolivianos en la cena de Año Nuevo lleva como ingrediente principal la carne de cerdo, ya que las creencias indican que éste representa a la abundancia y prosperidad. El festejo lo hacen en familia, además de comer las 12 uvas y ponerse las prendas interiores de color rojo y amarillo.

    Si bien existen ciertas costumbres iguales en todo el país, EL DIARIO pudo constatar que en algunos departamentos además tienen otras tradiciones, como en el caso de Tarija. Los pobladores, tanto del área urbana como rural, desde horas antes de la medianoche empiezan a danzar el baile de la tradicional “Trenzada”, en las plazas de cada zona.

    “Los Tarijeños para recibir el Año Nuevo nos caracterizamos con este baile, porque desde la tarde del 31 de diciembre los vecinos, entre niños, jóvenes y adultos salen a las plazas y a los parques a bailar la danza de la Trenzada que se caracteriza por utilizar palos largos para que los participantes dancen a su alrededor con cintas de colores y acompañados de sus padres al compás de la música alegre de esta región. Con este fin, la Alcaldía instala amplificaciones en cada plaza. Esto ocurre en toda la ciudad y en el campo es más participativo todavía”, relató Melaneth Quiroz desde Cercado.

    En cuanto a los platos tradicionales para la medianoche, contó que los tarijeños se sirven Picana o Pavo al igual que en Navidad; además de algún plato preparado con carne de cerdo. La tarijeña además relató que comer la uva es otra de sus tradiciones. Como es una región productora de esta fruta, entonces la costumbre es comer cada segundo una uva hasta completar las 12. “Otra cosa muy importante que hacemos es que desde tempranas horas del primer día del Año Nuevo nos vamos al campo a pasar en familia, nos encanta ir al campo a los ríos”, contó.

    En Santa Cruz, el Año Nuevo lo reciben vestidos de blanco, inclusive desde horas antes de la medianoche.

    “Los cruceños nos vestimos de blanco toda la noche, desde la ropa interior, los pantalones en el caso de los hombres y las mujeres faldas y blusas blancas; hay algunas personas que se visten de negro entero pero son muy pocas, la mayoría están de blanco”, contó Rodrigo Romero, desde Santa Cruz.
    Mencionó que la “Patasca” es el plato tradicional para la cena de Año Nuevo de los cruceños, que es una especie de sopa preparada con la cabeza de cerdo acompañada de yucas, “algunos comen al amanecer”, explicó.

    En Cochabamba y La Paz las costumbres son casi parecidas. El plato que acompaña la fiesta de medianoche es el lechón y el fricasé al amanecer del primer día del Año Nuevo. Y así en cada uno de los departamentos los bolivianos tienen su propia tradición de cómo recibir el Año Nuevo. Sin embargo, el consumo de uvas, de colocarse ropas interiores de rojo y amarillo, subir gradas con maletas, entre otros, es la tradición que una gran parte de la ciudadanía comparte.

    El Diario


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos