• Noticias cortas

    lunes, 23 de febrero de 2015

    Alcaldía propone crear Cochalódromo para Corso

    Después de hacer un balance de los excesos que opacaron el Corso de Corsos y del récord de participantes que se tuvo este año, la Oficialía de Cultura propuso crear un “Cochalódromo”. Se trata de contar con un espacio que no interfiera con la dinámica de la ciudad, que reúna las condiciones de seguridad y que permita a las fraternidades desplegar sus coreografías.
    Alcaldía propone crear Cochalódromo para Corso
    “Es un reto tener una ruta más amplia y cómoda para no tener embotellamientos. Hay fraternidades como la diablada que necesitan más espacio. Esperamos ubicar un espacio más amplio para tener un Cochalódromo para actividades culturales”, afirmó el oficial mayor de Cultura de la Alcaldía, Ubaldo Romero.

    Aunque se trata de una propuesta nueva, el responsable de Cultura manifestó que el objetivo es trasladar el recorrido del Corso de Corsos a vías más amplias que las actuales; pero, no de construir una infraestructura como ocurrió en Santa Cruz que cuenta con un  Cambódromo.

    Evaluación

    El oficial de Cultura Ubaldo Romero y el jefe de la Policía en Cochabamba, Wálter Valda, calificaron como positivo el Corso de Corsos, porque las estadísticas policiales se redujeron. Pero, reiteraron que es importante tener un “Cochalódromo”.

    La Alcaldía confirmó que la cantidad de participantes y espectadores aumentó. Aproximadamente más de 150.000 personas asistieron al espectáculo al margen de la participación de 3.500 premilitares y 20.000 danzarines.

    Romero explicó que hace algunos años, se contaba con 80 participantes y este 2015 se registraron 132. Considera que se mejoró el control a las fraternidades y la puntualidad a pesar de los baches. El primer grupo ingresó a las 8:00 y el último conjunto pasó por el palco a la 1:40.

    El informe policial registró 71 casos entre faltas y contravenciones, violencia intrafamiliar y dos hechos de tránsito. En tanto que en 2014, la cifra fue de más de 200. Entre los incidentes se encuentra una pelea entre un policía y un caporal, además de la agresión de una mujer a un agente de Tránsito. En este último hecho, la detenida mordió al uniformado.

    Entre los aspectos que se pretende mejorar está el control de la venta y consumo de bebidas alcohólicas. Asimismo, ejercer una mayor fiscalización en la venta de graderías, pues el Corso es para toda la población. También, se debe mejorar las vallas porque están en mal estado.

    Basura y orín

    Una vez que terminó el Corso de Corsos la ciudad parecía un gran botadero. Las calles estaban llenas de bolsas plásticas, cartones, botellas, envases de espuma y otros productos.

    En tanto que las vías aledañas estaban sucias y tenían mal olor por la cantidad de orín que se acumuló. Las calles eran auténticos mingitorios. El hecho molestó a los vecinos.

    Los Tiempos

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos