• Noticias cortas

    domingo, 14 de septiembre de 2014

    El Calvario de Urkupiña aún está lleno de basura

    Una vez que pasó la festividad de la Virgen de Urkupiña en agosto, el Calvario considerado el principal sitio de peregrinación del municipio de Quillacollo, aún luce con toneladas de basura, la capilla está llena de parafina de velas y sitios aledaños están con promontorios de piedras abandonadas por los devotos.
    El Calvario de Urkupiña aún está lleno de basura


    “El Calvario está un desastre. La gente no tiene un poquito de cuidado. Me ha sorprendido que la capilla esté tan descuidada. Toda la entrada está quemada, llena de velas. Yo vine antes de las fiestas y los jardines eran una belleza. Ahora todo el pasto está destrozado y las piedras están por todo lado”, cuestionó al respecto la devota, Gloria Velásquez.


    Basura

    Después, de un recorrido por el lugar, este medio también verificó la excesiva presencia de basura domiciliaria y escombros de construcciones depositados en las vías de acceso, ingreso y al interior del Calvario.

    Al respecto, el arquitecto de la parroquia de San Ildefonso, Vladimir Umroni, informó que un grupo de diez mujeres denominado “Plane parroquial” procedió a la limpieza del Calvario en agosto. Sin embargo, tras la conclusión del contrato, un grupo permanente de cinco personas realiza el trabajo desde entonces. Se prevé que el trabajo de limpieza culmine hasta fin de año.

    Las comerciantes que continúan en el sector expresaron que la Alcaldía no recogió la basura desde la conclusión de la festividad. Añadieron que se les prohibió echar los residuos al río Rocha, por lo que optaron por quemarlos. Pero, a pesar de ello emanan malos olores del caudal. “La Alcaldía hizo la limpieza antes de las fiestas y después no ha vuelto más”, expresó la comerciante, Isabel Quispe.

    Consultado al respecto, el alcalde de Quillacollo, Charles Becerra, informó que actualmente existe maquinaria municipal que realiza trabajos de limpieza y dragado del río. Sin embargo, este medio no observó la presencia del equipo en el sector, durante el recorrido que realizó el jueves.

    De igual manera, indicó que la basura y escombros depositados en las vías adyacentes al río Rocha y cerca del Calvario son echados por “gente inescrupulosa”.

    También explicó que la Alcaldía realiza cuatro operativos de limpieza por año en la zona en los meses de enero, mayo, julio y octubre.


    Canteras

    Entretanto, otro de los sectores más críticos se encuentra en el área de las canteras de piedra, ubicada en la parte superior del Calvario. En el lugar los “picapedreros” y feligreses extraen piedras a golpes. Éstas simbolizan un “préstamo” de bienes otorgado por la Virgen de Urkupiña que los devotos deben devolver el año siguiente. Hoy el área luce con “cráteres de piedra” y raíces de molles talados. Sobre ello, Umroni, anunció que la iglesia prevé transformar el sector crítico en un área de vía crucis para promover la espiritualidad mariana de la festividad. Expresó que este año realizan el movimiento de tierras.


    Capilla ennegrecida

    Por otro lado, las paredes y las gradas de ingreso a la capilla del Calvario están ennegrecidas y con parafina por los restos de velas quemadas en devoción a la virgen de la integración. El panorama es similar en las piedras que protegen a las palmeras apostadas en el camino de ingreso al santuario.


    Primer sitio de aparición

    El descuido, la basura, la falta de limpieza y desolación es mayor en el primer sitio donde apareció la Virgen María de Urkupiña, ubicado en el sector denominado “Las grutas”. Los visitantes se quejan por el “abandono” del sector y la falta de estructura religiosa para promover el sitio. A pesar de ello, el lugar es visitado todo el año.


    UN MILLÓN

    de peregrinos nacionales y extranjeros llegaron a Quillocollo en devoción a la Virgen María de Urkupiña para conmemorar la fiesta de la Integración Nacional. La mayoría vino del norte de Argentina.


    COMERCIANTES

    50.000

    “invadieron” los alrededores   del templo de San Ildefonso y el Calvario de Urkupiña en el cerro de Cota durante la festividad. Se estima que la Alcaldía recaudó cerca de un millón de bolivianos.

    Los Tiempos

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos