• Noticias cortas

    domingo, 15 de junio de 2014

    El Gran Poder es un derroche de colores, música y belleza andina

    La ciudad de La Paz se ha convertido en esta mañana sabatina en un mosaico de colores vivos gracias a los miles de bailarines de la entrada del Gran Poder. Desde la avenida Baptista, los fuertes sonidos de las tubas anuncian la plenitud de la fiesta mayor de los Andes. Hombres y mujeres ubicados en las graderías de la entrada aprecian cómo esta expresión transmite cada vez mayor alegría, energía juvenil y belleza andina.
    El Gran Poder es un derroche de colores, música y belleza andina

     Hasta la media mañana de este sábado se ha podido apreciar que los bailarines optaron por reafirmar la identidad andina, respetando los uniformes de la chola paceña, cuya indumentaria había sido modificada por las propias bailarinas en una especie de competencia por demostrar la belleza y gracia de la mujer paceña.

    La amenaza del frío del invierno paceño no ha sido óbice para que las señoritas deciden exhibirse dentro de las reglas señaladas por la Asociación de Conjuntos del Gran Poder. Asimismo se puede apreciar cómo los rostros adustos del pasado hoy muestran la sonrisa plena de los varones.
    Sí, la danza de la morenada es el sinónimo del Gran Poder. Señoritas, señoras y hasta niñas lucen los pasos que por varias semanas ensayaron para exhibirse desde la avenida Baptista hasta el Parque Urbano Central donde concluirá la fiesta.

    Más de 35 mil danzarines y centenares de músicos participan de la cuadragésima versión de la entrada folklórica en honor al Señor Jesús del Gran Poder.

    El jefe de la Unidad de Promoción del Folklore y las Artes Populares de la Alcaldía, Nicolás Huallpara, informó que la primera fraternidad en concentrarse en estos espacios será la Morenada Illimani, misma que acompañará a la Comitiva Oficial.

    65 fraternidades mostrarán este sábado su entusiasmo, vestimenta y coreografía. Se trata de 19 morenadas, siete danzas autóctonas y 30 danzas livianas. Cinco mil ejecutantes de música acompañarán la entrada durante casi 17 horas.

     “El paso de cada fraternidad está programado y cronogramado; es decir que se tiene un intervalo de diez minutos entre fraternidad y fraternidad”, explicó.

    El jurado tomará en cuenta el vestuario, coreografía, puntualidad y entusiasmo de las fraternidades.

    Oxígeno

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos