• Noticias cortas

    viernes, 4 de abril de 2014

    Ulises se fue a hacer música con el Padre Celestial

    "No era feliz con la brisa, que acariciaba sus hojas, todo parecía muy triste el árbol se me moría, ese arbolito querido, el que guardaba mis sueños, ahora refleja mi vida, son extraños los misterios", eran los últimos versos que Ulises Hermosa escribió en su composición "El árbol de mi destino", como un presagio de lo que sucedería hace 22 años, cuando el 3 de abril le tocó partir de este mundo, aquejado de una enfermedad terminal.
    Ulises se fue a hacer música con el Padre Celestial

     Ese hecho fue recordado con mucha nostalgia por sus hermanos, Gonzalo y Elmer, por el resto de los integrantes de Los Kjarkas, su familia, y por la comunidad de artistas en el mundo entero. El 3 de abril es una fecha triste para la música, porque se perdía al poeta, al músico, al amigo y al hombre de las grandes iniciativas.

    "Ulises se fue a hacer música con el Padre Celestial, espero que siempre esté ahí, que Dios lo tenga siempre a su lado y los músicos bolivianos perdimos un gran valor. Los Kjarkas sentimos mucho más porque era uno de los impulsores más fuertes", aseguró en la víspera su hermano y compañero de grupo, Gonzalo Hermosa.

    Rememoró cómo Ulises se aventuró en el Japón en 1984, se enfrentó con los músicos más consagrados del mundo y logró triunfar.

    "Nos hemos preguntado qué hubiese sido de Los Kjarkas si no hubiese muerto, esa es una cosa que siempre va a estar en nuestro pensamiento y nunca podremos contestar, quizá estuviésemos mucho mejor o no estaríamos viviendo en Bolivia, porque él tenía la visión de llevar a la música boliviana donde esté o donde no se podía imaginar, ese es el gran dolor para la familia Hermosa, perdimos a un hermano, a un gran valor dentro de la música boliviana", dijo.

    RECUERDO

    Gonzalo afirmó que en varias partes del mundo conmemoran el día del deceso de Ulises, una prueba de ello, es que en Ecuador existe un lugar especial donde los fanáticos lo recuerdan. En la ciudad de Cochabamba existe el árbol de Ulises, que precisamente en una de las canciones lo llamó "El árbol de mi destino" y donde hizo muchas composiciones.

    A pesar de los años y de ese trágico 3 de abril, Ulises vive en el corazón de Los Kjarkas y dejó un legado aún inédito, como por ejemplo, unas 15 canciones, de las cuales Gonzalo conoce un par de ellas.

    "Todavía hay y nos ha prometido que nos va a entregar para que continúe su legado con Los Kjarkas, para el próximo disco", añadió.

    Indicó que en las siguientes horas realizará una ceremonia y entrega de ofrendas florales en el Cementerio General de Cochabamba, en el sector donde fueron enterrados sus restos mortales.

    ULISES

    Ulises Hermosa nació el 22 de febrero de 1954 en Capinota, departamento de Cochabamba y falleció en Houston-Texas (Estados Unidos) el 3 de abril de 1992. Ingresó a Los Kjarkas cuando tenía 14 años, tocó la guitarra, para luego inclinarse por los instrumentos de viento, además de descubrir el don de la composición. Ese legado que dejó en vida, aún perdura y se escucha cada vez que Los Kjarkas se reúnen para cantarle a Bolivia.

    La Patria

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos