• Noticias cortas

    miércoles, 12 de febrero de 2014

    Bandas de música, Llajtaymanta y Kjarkas coordinan inédito festival

    Las bandas de música de Oruro, el grupo folklórico Llajtaymanta y Los Kjarkas coordinan las piezas musicales que interpretarán en el Festival Nacional de Bandas de Música, que se realizará el 22 de febrero, en la avenida Cívica, donde se reunirán por lo menos seis mil instrumentistas.

    El presidente de la Federación de Bandas de Música, Gonzalo Choque Huanca, dijo que se ha ingresado a la etapa más importante de coordinación, para la interpretación de las marchas y las piezas musicales que formarán parte del programa del Festival.


    Un grupo de bandas de música viajará a Cochabamba, para coordinar la partitura con Los Kjarkas, uno de los grupos folklóricos de mayor renombre de Bolivia, que aseguró su participación en el Festival de Bandas. “Es necesario hacer la fusión de la música de Los Kjarkas con las bandas de música”, afirmó Choque Huanca.

    Con el grupo orureño de reconocida trayectoria nacional e internacional, Llajtaymanta, no hay problema, porque en los festivales anteriores, los integrantes ya estaban en el programa, interpretando varios temas especialmente dedicados a Oruro y a la Virgen del Socavón.

    Para el XIII Festival de Bandas de Música se aseguró la presencia de 81 grupos de esa especialidad que participarán también en el Carnaval de Oruro, Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, alguno de los cuales serán del interior del país.

    “El programa incluye la interpretación del Himno Nacional y el Himno a Oruro, una Diablada y una Morenada, que necesariamente tienen que estar en el principio del programa. Eso se está coordinando, para esta ocasión”, dijo Choque Huanca.

    El Festival de Bandas de Oruro podría ser declarado Patrimonio Cultural de Bolivia, a iniciativa de la Brigada Parlamentaria de este departamento, pero hasta la fecha, “el escenario es muy pequeño para una exhibición artística de esa naturaleza, donde prácticamente al público se deja a un lado”.

    Los únicos que tienen derecho a utilizar las graderías de la avenida Cívica son los músicos. La imagen es fantástica, con seis mil integrantes de las bandas de música, pero el público no puede apreciar esa cantidad de intérpretes, porque no hay asientos ni graderías para los espectadores, afirmó Fernando Gómez Chavarría, miembro de la Asociación de Conjuntos del Folklore de Oruro y director del Ballet Katushia.

    El Diario

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos