• Noticias cortas

    miércoles, 11 de septiembre de 2013

    Fiesta de la Mamita de Guadalupe convoca a millares de fieles

    Más que en años anteriores, miles de católicos asistieron a la procesión en honor a la Mamita Gualala, el día de su aniversario. En la eucaristía, el arzobispo de Sucre, Monseñor Jesús Juárez convocó a la paz y pidió a la Virgen de Guadalupecuatro regalos para Sucre: aprender a reconocer el proyecto de vida que Dios tiene trazado para cada uno, diálogo y entendimiento entre todos, el cuidado de las autoridades por el bien común y no el personal y la aplicación correcta del derecho y la justicia.

    La eucaristía principal se llevó a cabo, a las 10:00, en la esquina de las calles Nicolás Ortíz y Audiencia, allí se instaló la imagen de la Virgen.
    Fiesta de la Mamita de Guadalupe convoca a millares de fieles

    Monseñor Jesús Juárez inició una prédica con fuerte contenido social y político. Manifestó que la paz es un don de Dios: “No se puede conseguir paz si los corazones siguen endurecidos, para tenerla los corazones tienen que volver a Dios; Jesús es el príncipe de la paz quien derriba los muros separados por el odio”.

    Seguidamente, pidió cuatro regalos a la Virgen: comprender el proyecto de vida que Dios ha trazado para cada persona, con el fin de alcanzar la felicidad, por ejemplo “el Departamento necesita más sacerdotes y monjas”. También dijo que “hay que ser coherentes con un discurso, pues de qué sirve proclamarse como católico cuando se quiere aprobar leyes en contra de la vida”.

    De igual forma, mencionó el problema que aconteció en el penal de Palmasola, en Santa Cruz, donde más de una treintena de internos murieron quemados debido a un enfrentamiento entre reos.“Es imposible que la justicia se convierta en verdadera justicia, si hay personas de las que se violan sus derechos por retardación de justicia, como ocurrió en la cárcel de Palmasola”, apuntó.

    Manifestó que los Gobiernos deben aprender a actuar con independencia de poderes: “El poder judicial no debe tener la presión del poder ejecutivo. La justicia comienza por cada uno, desde el hogar, antes de pedirla u ordenarla uno debe dar testimonio de ello, sin parcialización ni politización. La palabra justicia es también una llamada a la santidad”.

    El representante eclesiástico también le pidió a la Virgen entendimiento y diálogo para los sucrenses: “Cuando la madre ve que sus hijos pelean, los reúne, habla y dialoga con ellos, les dice 'hijo estás equivocado en esto… tu hermano tiene razón en esto…' se tiene que recuperar el espíritu de diálogo y entendimiento para recuperar la confianza”.

    Asimismo, solicitó a la Virgen que las autoridades velen siempre por el bien común y no el personal. “Ojalá que entre las autoridades que no se entienden puedan aunar esfuerzos por el bien de la ciudad durante el año integral, para que Chuquisaca no vaya retrocediendo, sino recuperando su verdadera dignidad”, finalizó.

    Una vez concluida la eucaristía, inició la procesión con la asistencia de miles de creyentes católicos, más que en otras ocasiones, entre sacerdotes, instituciones religiosas, algunas autoridades, representantes de las confraternidades, estudiantes de colegio y el pueblo en general, acompañados por las bandas del colegio San Cristóbal y de la Policía.

    La procesión recorrió varias calles del centro de la ciudad para culminar en la Catedral, donde se depositó nuevamente a la Mamita Gualala en su capilla.

    Correo del Sur

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos