• Noticias cortas

    lunes, 28 de enero de 2013

    Bailar con fe mejora la salud y brinda bienestar

    El estudio realizado para una tesis; se gestó cuando su autor, Alejandro Aráoz, y el tutor, Jaime Gómez, se conocieron en Oruro por casualidad.

    Bailar en una festividad como el Carnaval de Oruro, con fe y devoción, puede generar bienestar en las personas y mejorar su salud, así lo revela una investigación efectuada por los psicólogos Alejandro Aráoz y Jaime Gómez.

    Bailar con fe mejora la salud y brinda bienestar


    El estudio realizado para una tesis de maestría en Psicología de la Salud de la Universidad Católica de Bolivia (UCB), se gestó cuando su autor, Alejandro Aráoz, y el tutor, Jaime Gómez, se conocieron en Oruro por casualidad.

    La devoción, el baile y el Carnaval fueron el escenario que se tornó en el campo de estudio para estos dos investigadores. “La motivación científica surgió porque habíamos leído que distintas manifestaciones aumentan el bie-nestar de la persona y éste es un indicador de la mejora de la salud”, señaló el psicólogo y docente de la UCB, Jaime Gómez. 

    El profesional ejemplifica que la peregrinación al Socavón, en el Carnaval de Oruro, al ser una manifestación religiosa, puede llegar a tener grandes beneficios por la danza y el sacrificio físico que se imprime en ella, ligado a la fe. “El ejercicio físico de por sí mejora la salud y esto no se hace sólo el día del Carnaval, sino tiene una preparación previa de cuatro meses”, señala el psicólogo.

    Análisis. Para el trabajo, los investigadores se centraron en grupos focales. “Nosotros buscamos agrupar a diferentes segmentos de personas como morenos y caporales que bailan en el Carnaval con aproximadamente 100 personas de diferentes edades”, precisó Gómez. 

    “Observamos que la danza genera interacción social, emociones positivas que siempre van a repercutir en una persona haciéndola capaz de concretar todas sus metas”, apuntó.

    Según la investigación, basada en testimonios y diálogos establecidos en grupos focales, el danzarín, motivado por una creencia religiosa, experimenta una sensación de optimismo para superar todas las metas trazadas. Los resultados del estudio revelan que muchos de los bailarines, además de fortalecer su capacidad de afrontar situaciones adversas, mejoran su confianza en sí mismos y suelen encontrar pareja y nuevos amigos durante la festividad, lo que les genera bienestar. 

    “El bienestar es una sensación  subjetiva”, pero que puede apreciarse a partir de las emociones.
     
    El esfuerzo físico en la danza del Tinku

    El baile y la fe confluyen cada año, especialmente en la entrada del Carnaval de Oruro, que se realiza a devoción de la Virgen del Socavón. Los bailarines, como el exigente tinku, que se ve en la foto, recorren varios kilómetros y, a pesar del cansancio, obtienen una gran satisfacción al cumplir el recorrido.


    No hay comentarios:

    Publicar un comentario

    Belleza en Bolivia

    Accesos